R-33

Cuando la fotografía y la pintura se unen. Con R-33 quise interpretar la belleza de la ruina que se puede encontrar en cualquier lugar y que forma parte del paisaje. Lugares, algunos de ellos bien conocidos por la gente autóctona de la zona, que han sido abandonados y abatidos por el tiempo pero que aun representan a la sociedad de una época cuyo recuerdo aun se mantiene vivo gracias a sus restos. Unos restos que nos dejaron como herencia hierros oxidados, piedras abatidas, surcos en los muros…y cuya belleza nos atrae precisamente por eso en lo que se ha convertido ahora.

Ruina-33
Fotografía digital y acrílico nº 33
2014
Anuncios