Hysterie: Nouvelle Iconography Photo

La serie fotográfica Quasi-rostros, se ha pretendido dar movimiento al rostro, simulando los tiempos reales de exposición, en busca del aura histérica. Las imágenes son borrosas y en algunas ocasiones el rostro es desfigurado casi por completo, se borra cualquier rasgo reconocible de la cara perdiendo así su identidad, siendo un casi-rostro.

Esta borrosidad de la imagen es un recurso que acerca la fotografía a la pintura. Las primeras fotografías pictorialistas asumieron como propios los temas tradicionales de la pintura adquiriendo cierto parecido también en las formas y contornos debido a los largos tiempos de exposición. Además, esta borrosidad o desenfoque en las formas, es una manera de aludir al movimiento, a lo vivo. Se trata pues, de un recurso que ha estado siempre presente en la pintura, en Rubens, el Greco, Tiziano, Velázquez, etc. y que también ha sido utilizado por otros muchos artistas más contemporáneos, aludiendo o imitando a lo fotográfico.

Anuncios