Marcados, tocados y hundidos

La serie fotográfica Marcados, tocados y hundidos hace una reflexión acerca de aquellas transformaciones que sufre el paisaje como consecuencia de la intrusión de la mano humana. La alteración de un territorio explotado durante años por la actividad minera, ha dejado una huella irreversible en el paisaje. Los residuos de plomo, zinc, cadmio, y otros materiales pesados, han convertido la pequeña bahía de Portman en la más tóxica del mediterráneo. Este paisaje pintoresco se ha llenado de tonos ácidos, oxidados, saturados, brillantes…, y de caprichosas formas generadas por los estratos residuales, componiendo así una escenografía única.  Marcados, tocados y hundidos muestra la espectacularidad y belleza de esas transformaciones sufridas en el paisaje, lanzando a su vez un inquietante mensaje al espectador.
 
cropped-10-x-15-cm.jpg
 
Anuncios